Hotel Convento de Aracena

Cuando el espacio habla es mucho más fácil, este lugar tiene algo que da calma. Cuando vamos de rodaje siempre tenemos un cosquilleo que nos da esa chispa que necesitas para mirar de otro modo. Cuando llegamos al Hotel Convento de Aracena todo fue rodado, la calma se apoderó de nosotros y los planos fluían.

Gracias a nuestros colegas de Y Comieron Perdices por contar con nosotros para este video corporativo. ¿Cuándo y dónde la próxima?

Cliente

  • Y Comieron Perdices